Hoy día, el mundo entero atraviesa una dificultad por la pandemia del nuevo Coronavirus (COVID-19), sin embargo, las personas se ven en la necesidad de acatar las medidas de la salud pública como el lavado adecuado y frecuente de manos; taparse al toser y estornudar con el codo flexionado o un pañuelo; evitar tocarse la cara, boca, nariz, ojos u otras mucosas con las manos sucias; evitar salir cuando no sea necesario y en caso de hacerlo, manteniendo una distancia de al menos un metro con otras personas; de esta forma se puede contener la propagación de esta enfermedad. Por lo cual, este puede ser el momento ideal para dedicar tiempo necesario a nuestro cuerpo, de manera que haya mejores nutrientes en la alimentación para que el sistema inmunológico se encuentre saludable y en insuperables condiciones.

Luego de eso existen otros problemas de salud que pese al estar en confinamiento, las personas pueden entrar en ansiedad o depresión, ocasionando problemas de delgadez, sobrepeso, obesidad y de alimentación, afectando directamente el sistema inmune (disminuyendo las defensas del organismo), de esta forma es que los nutricionistas están trabajando, tomando medidas y recomendando programas de nutrición en plena pandemia, de modo que el cuerpo necesita vitaminas y minerales, nutrientes que se complementan para prevenir dichas enfermedades, y para ello se debe realizar rutinas de ejercicios diarias y las recomendaciones siguientes:

  1. Tomar abundante agua durante el día (2 litros), aunque no haya sed, también es recomendable para las personas de 65 años que son la población más vulnerable al virus.
  2. Alimentarse a diario con vegetales (cena y almuerzo) y frutas (como postre o entre comidas, al menos 2 o 3 por día) de estación (lavarlas bien), ya que aportan sustancias beneficiosas para la salud y favorecen las defensas.
  3. Consumir cítricos (mandarinas, limón, naranjas), ya que estos son portadores de vitamina C.
  4. Si padece de alguna enfermedad como hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, u otras, y realiza otro método nutricional, debe seguirlo y no abandonarlo.
  5. No consumir productos ultraprocesados, esto porque al consumirlos con frecuencia ocasiona sobrepeso, obesidad y enfermedades que aumentan el riesgo de complicaciones por COVID 19 como hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Además, al estar en confinamiento la mayoría suele injerirlos para ver películas o para estar compartiendo con la familia en casa, pero estos productos no son recomendables, aunque, una vez a la semana se puede consumir productos enlatados como atún, sardinas o pescado fresco, siempre bien cocido.
  6. Comprar leche descremada, quesos magros y desgrasar las carnes, preparándolas al horno, la plancha, la parrilla o hervidas.

Por otra parte, es importante que haga su programa de nutrición con base a su presupuesto, siempre cuidando la buena alimentación sin grasas y sin calorías. También, no alimentarse para calmar la ansiedad o el estrés, ya que estos son enemigos de la nutrición. Es recomendable mantenerse saludable, alimentándose muy bien y siguiendo programas de nutrición, si no, haga una consulta virtual a su nutricionista, él sabrá indicarle otro buen programa de nutrición que dependerá de su estado de salud, ya que la salud, es primero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here