Desde la noche de este jueves se podrá observar la lluvia de meteoros conocida como las líridas, que este año transcurrirá hasta el próximo 30 de abril.

En esta ocasión, ese fenómeno será mucho más visible gracias a que tendrá lugar simultáneamente con la Luna nueva, cuando no es posible divisar al satélite natural desde la Tierra, debido a que ambos, además del Sol, están alineados y la Luna está oculta por el resplandor del astro rey. Esta condición hará que el cielo esté más oscuro y que las estrellas fugaces de las líridas sean más fáciles de detectar.

Según la Sociedad Americana de Meteoritos, el apogeo de esta lluvia de meteoros ocurrirá entre la noche del 21 de abril y la madrugada del día 22, cuando cruzarán el cielo unas 18 estrellas fugaces por hora a una velocidad promedio de 48 kilómetros por segundo.

La noche del 21 de abril, solo el 1 % de la superficie de la Luna estará iluminada. Las líridas se verán mejor en el hemisferio norte, pero los habitantes del hemisferio sur también podrán disfrutar del fenómeno.

Esta lluvia de estrellas se conoce como las líridas por ocurrir en cercanías de la constelación de Lyra y se produce cuando la órbita terrestre se acerca a la zona de desechos dejados por el cometa Thatcher (C/1861 G1), que se queman al entrar en contacto con nuestra atmósfera. El Thatcher orbita alrededor del Sol cada 415 años, aunque sus restos aparecen todos los años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here