Con 12 votos a favor, el Concejo angelino declaró a Los Ángeles como Ciudad de Santuario para fortalecer su rol para los refugiados y quienes buscan oportunidad y una mejor calidad de vida.

Sin embargo, debido a que la declaratoria no tiene fuerza de ley ni destina fondos, muchos líderes de organizaciones pro defensa de los inmigrantes no quedaron conformes.

El concejal Gil Cedillo y el presidente del Concejo Wesson dijeron que presentaron la resolución en respuesta a las muchas amenazas del presidente Trump de retirar el financiamiento federal a los municipios que no cumplan con su agenda de migración.

Dicha ordenanza procesará la discriminación, el prejuicio y la intolerancia que niega un trato igual a cualquier individuo en base a su color, raza, etnia, credo, edad, origen nacional, estatus de ciudadanía o el percibido, género, identidad de género, orientación sexual, discapacidad, estatus marital, laboral o fuente de ingresos.

La aprobación de la Ordenanza de Derechos Civiles y Humanos en el comité, ya tiene el poder para proteger a los angelinos y procesar a quienes infrinjan los derechos civiles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *