La pandemia por COVID-19 ha desatado una crisis laboral y en Estados Unidos, el país más azotado por este virus a nivel mundial, son los hispanos quienes han resultado más afectados respecto a pérdidas de empleo y recortes salariales.

Una encuesta del Centro de Investigación Pew, realizada entre el 19 y 24 de marzo, reveló que el 49% de los hispanos consultados dijo que ellos o alguien en su hogar habían pasado ya por un recorte salarial o la pérdida de su empleo, a consecuencia del brote de COVID-19; el porcentaje de estadounidenses que dijo haber vivido la misma situación fue del 33%.

Precisamente, abundan en el análisis, en marzo Estados Unidos registró un récord de 6.6 millones de reclamos de desempleo. Específicamente la tasa de desempleo hispano en el mismo mes se situó en el 6% , frente al 4.4% de febrero. Y lo peor es que estas cifras muy seguramente ahora mismo son más altas, tomando en cuenta el impacto que la pandemia tuvo durante todo abril.

¿Por qué los hispanos son más vulnerables en esta crisis laboral? El mismo centro señala que cerca de 8 millones de trabajadores hispanos estaban empleados en restaurantes, hoteles y otros puestos del sector de servicios, mismos negocios que en su mayoría han tenido que cerrar ya que no son considerados como esenciales.

WP también realizó una encuesta sobre este tema, de cuyos resultados deducen que los hispanos tienen casi el doble de riesgo que los estadounidenses de perder (o haber perdido ya) sus empleos en medio de los cierres por el covid19.

La consulta también dejo entrever que, dentro del sector hispano afectado, lo resienten más aquellos que no tienen la ciudadanía, ya que de los que se dijeron ciudadanos estadounidenses, solo el 15 por ciento dijo haber sido despedido o suspendido de su empleo, frente al 32% de los hispanos indocumentados o simples residentes que se dijeron en la misma situación.

Solo en abril, las compañías estadounidenses eliminaron 20.2 millones de empleos de sus nóminas, a causa de las crisis por el COVID-19.