El pasado lunes comenzó la Fase Uno del plan de reapertura del gobernador de Florida, Ron DeSantis, con el fin de comenzar a abrir el estado y recuperarse de la pandemia del COVID19, sin embargo, se registraron 2.500 nuevos casos en la entidad después de estas acciones.

Además, registraron 316 nuevas muertes desde el comienzo de la semana. Por lo pronto, el estado ha reportado en total 40,001 casos positivos. Las muertes han aumentado hasta 1.715, según informó el departamento de salud.

Por su parte, DeSantis permitió que la mayoría de los condados abrieran, con la excepción de Broward, Palm Beach y Miami Dade. Estos tres tendrán que esperar a que los casos bajen significativamente.