El Gobierno de México anunció este miércoles un plan para regresar a la «nueva normalidad» tras el fin de la cuarentena, a partir del 1 de junio.

«Queremos que en todo momento el plan siga un camino gradual, ordenado y cauto, ideas fundamentales para alcanzar los principios que nos hemos planteado», dijo Graciela Márquez, secretaria de Economía, al anunciar el plan, durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las autoridades mexicanas explicaron que mientras no haya una vacuna para atender la epidemia de covid-19 se tendrá que asumir una «nueva normalidad» sin tampoco permanecer encerrados de manera indefinida.

El plan de la nueva normalidad tiene tres etapas:

La primera etapa, a partir del 18 de mayo, consistirá en abrir los llamados «municipios de la esperanza», que no tienen contagios y no tienen vecindad con otras localidades con muchos infectados.

La segunda etapa iniciará del 18 al 31 de mayo en el resto del país, será de preparación para reactivar las actividades. Las empresas tendrán que realizar protocolos para adaptarse a la nueva normalidad. La construcción, minería y fabricación de automóviles serán consideradas actividades esenciales.

La etapa tres, a partir del 1 de junio, contará con un sistema de semáforo por regiones para la reapertura de actividades sociales y académicas. El semáforo contará con los colores rojo, naranja, amarillo y verde.

En dicho semáforo se medirán cinco categorías en relación a la gravedad de epidemia de coronavirus en cada región:

  1. Medidas de salud pública y de trabajo.
  2. Laborales (esenciales o no esenciales).
  3. Espacio público (abierto o cerrado).
  4. Personas vulnerables.
  5. Escolares.

En los estados que estén en color rojo, solo se permitirán las actividades económicas esenciales, y se mantendrá la cuarentena más rigurosa.

En naranja, se permitirán actividades económicas con restricciones, al igual que el tránsito en espacios públicos. En esta etapa, los sectores más vulnerables, principalmente adultos mayores, deberán guardar máximo cuidado.

En amarillo, se reestablecerán las actividades económicas plenamente, pero se mantendrán restricciones en la apertura de espacios públicos.

Finalmente, en verde, se reactivarán todas las actividades dentro de un escenario de prevención por la «nueva normalidad», incluyendo el regreso a clases, que solo será posible cuando las regiones del país estén en este color y haya poco riesgo de contagios.

De acuerdo con los datos más recientes, México registra un total de 38.324 casos confirmados y 3.926 fallecimientos por coronavirus.