En la vida la forma de pensar siempre puede cambiar y Montserrat Oliver es una prueba fehaciente de ello, ya que a pesar de que en noviembre de 2019 le confesó a Quién que a las bodas «las odio con todas mis fuerzas, me chocan, es un evento que se me hace muy antiguo y estúpido, perdón», dio una gran sorpresa.

Montserrat dijo que más allá de un papel, para ella lo más importante de su relación con Yaya Kosikova era el que hubiera un mutuo compromiso y que formaran una familia. Algo cambió el 21 de enero de 2020, cuando a través de Instagram, Oliver anunció que le había entregado un anillo de compromiso a su pareja.

Fue lo que posteó a inicios de este año Oliver, después de darle este símbolo de su amor en su rancho en San Antonio, Texas, en donde preparó una velada muy especial en la que además de darle la sortija de Tiffany & Co., también recordaron como fue su primera cita.

Casi inmediatamente después decidieron romper con sus propios esquemas y darse el «¡Sí, acepto!», como lo reveló hace unos minutos Montserrat, también a través de su Instagram, con una dulce fotografía de las dos radiantes, vestidas de blanco.

Oliver también en su cuenta de Twitter y lo quiso hacer además en inglés. En la fotografía se ve que la conductora y Yaya optaron por un elegante look de trajes de silueta sastre y de tendencia oversize, de blazer cruzado con solapa. Montserrat con botines tipo peep-toes y Kosikova unos tenis maxi.

Su maquillaje fue natural, así como sus melenas, que decidieron dejarlas al aire con ondas levemente marcadas, lo que les brindó gran movimiento. Fue Oliver la encargada de llevar el ramo. Se casaron en un sitio rodeado por la naturaleza, un árbol enorme está a sus espaldas y su reflejo se aprecia en el concreto mojado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here