Buddy, un pastor alemán de siete años y el primer perro diagnosticado con coronavirus, murió en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, de acuerdo con una publicación de RT, el canino comenzó a presentar problemas respiratorios y a perder peso en abril.

La familia de Buddy decidió llevarlo al veterinario en donde le practicaron la prueba del nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) y esta dio positiva, esto luego de las sospechas de los médicos al notar los síntomas que presentaba Buddy.

Con el paso de los días el animal fue presentando los síntomas con más intensidad y los problemas respiratorios se iban agravando cada vez más, al cabo de unos días el canino fue sometido a una segunda prueba la cual resulto negativa, pero a pesar de ello su salud empeoró.

En julio, Alison Mahoney, una de las dueñas, encontró al canino vomitando sangre “Parecía que salían sus entrañas. Lo tenía todo. Salía de su nariz y boca. Sabíamos que no podía hacer nada por él desde allí”, expresó en una entrevista a NatGeo, por lo que decidieron sacrificarlo.

La otra mascota de la familia llamada Duke de 10 meses también fue sometido a la prueba, donde el resultado fue negativo, por otro lado, el informe médico de Buddy reveló que el canino también padecía de Cáncer.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here