El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, afirmó que su gobierno no abrirá la economía, pese a las molestias que han expresado algunos miembros del sector empresaril.

«No es tiempo de abrir la economía, por más que griten los empresarios, no es tiempo de abrir», enfatizó, y señaló que de hacerlo podría haber un repunte de contagios al reanudar las actividades.

El mandatario advirtió que los países que han relajado las medidas de confinamiento han experimentado un nuevo repunte en los casos de covid-19, y es por eso que descartó que su gobierno vaya a abrir la economía. “Debemos seguir con la cuarentena domiciliar, es fundamental”, dijo.

 

Asimismo, el mandatario explicó que su gobierno trabaja «en tres frentes de batalla»: el primero, prevenir el contagio y combatir la enfermedad; el segundo, garantizar la seguridad física de todos los salvadoreños; y el tercero, llevar alimentos a las familias que lo necesitan.

El jefe de Estado también manifestó que su Gobierno no ha recibido dinero de los $3 mil millones en deuda para atender la emergencia y su impacto económico, y dijo que la Asamblea «lo único que ha aprobado es la autorización para ir a conseguir ese dinero».

Te puede interesar: