La Coalition for Epidemic Preparedness Innovations (CEPI) está desempeñando un papel crucial en la financiación y la aceleración del desarrollo de potenciales vacunas para el COVID-19 a nivel mundial.

Por este motivo, Nestlé ha anunciado que apoyará los esfuerzos de la  CEPI con una donación de USD1 millón. La CEPI está trabajando de forma  rápida y colaborativa con el objetivo de desarrollar una vacuna contra el COVID-19 que sea segura, eficaz y accesible para todo el mundo en el plazo de 12-18 meses.

Aunque ya ha recaudado más de mil millones de dólares por parte de  gobiernos, donaciones privadas y personas de todo el mundo, precisa más  fondos para conseguir los dos mil millones de dólares necesarios para avanzar al ritmo previsto con los programas del COVID-19.

Mark Schneider, consejero delegado de Nestlé, ha afirmado: «La pandemia del COVID-19 ha causado mucho dolor y dificultades en comunidades de todo el mundo. Se necesitará una vacuna segura y eficaz para poder volver a la  normalidad. Es por ello por lo que decidimos sumarnos a la iniciativa cuando la CEPI hizo su llamamiento. Confiamos en que otros se unan también y apoyen esta importante misión».

Juan Gabriel Reyes, CEO de Nestlé Centroamérica, agrega que “este  importante anuncio se suma a los esfuerzos que está realizando la empresa a nivel global y local, y que abarcan desde un apoyo económico a la Cruz Roja Internacional valorado en 10 millones de francos suizos hasta las ayudas que  Nestlé ha dado en los diferentes países o regiones en las que opera, como es  el caso de Centroamérica, donde ya hemos donado más de 10.5 millones de porciones de alimentos, beneficiando a unos 3 millones de familias”.