En 2019, un aproximado del 10 % de la cooperación total de la Unión Europea (UE) se destinó a proyectos claves que se ejecutan en los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA); un apoyo que denota un compromiso continuo a las necesidades de desarrollo regional, especialmente ante los actuales escenarios de crisis que atraviesa la región y el mundo a causa del COVID-19.

Estos lazos de amistad y cooperación trascienden y se hace más fuerte en la coyuntura actual, en donde el Coronavirus ya ha cobrado en el mundo y la región centroamericana miles de vidas; y además está impactando a sectores como la empresa privada, pueblos indígenas, juventudes, entre otros grupos vulnerables.

el Jefe de Cooperación de la Delegación de la Unión Europea, Laurent Sillano, explicó que la UE ha destinado toda su cooperación en la lucha contra los impactos de la pandemia en diferentes aspectos.  Se refirió a que los esfuerzos van en diferentes direcciones: en respuesta a la emergencia destinada a los sistemas multilaterales y en particular la OMS, OPS y Cruz Roja; también el apoyo a la investigación, al sistema de salud, acceso al agua y finalmente a los sistemas de proyección social en los diferentes países.

La Jefa de Gabinete de la Secretaría General del SICA, Olinda Salguero explicó que en los gobiernos de los países miembros del SICA, en coordinación con la institucionalidad del Sistema, organismos regionales e internacionales, Socios para el Desarrollo, entre otros sectores, siguen haciendo esfuerzos conjuntos en sintonía con el Plan de Contingencia Regional que fue aprobado el pasado 26 de marzo por los Ministros de Relaciones Exteriores.