Plan Internacional de El Salvador dirigió esta mañana un conversatorio de jóvenes en el cual se mostraron los resultados del estudio para medir el impacto del programa de “Seguridad Económica Juvenil” el cual está dirigido a la población más vulnerable de El Salvador, con el objetivo de orientar a crear oportunidades, habilidades para el empleo y el emprendedurismo.

Al evento asistió el especialista en políticas económicas e institucionales del mercado laboral de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Gerson Martinez, quien enfatizó que en El Salvador no se tienen estadísticas laborales a corto plazo que permitan identificar el impacto de la crisis generada por la pandemia Covid-19 y recalcó que se tienen que diseñar programas y respuestas políticas enfocadas a la creación de empleo.

Según el estudio, ocho de cada diez jóvenes que participaron en los programas incrementaron sus ingresos ya sea obteniendo empleo o emprendiendo su propio negocio. Carolina Orellana, participante de programas de plan internacional emprendió su negocio de cafetería gourmet gracias a la especialización que obtuvo en el programa.

Así como ellas muchos jóvenes pueden dar apoyo a sus familias o por lo menos solventar sus gastos económicos. La gerente de programas del Plan Internacional de El Salvador, Anabel Amaya, explica que el trabajo articulado es el pilar fundamental ya que las alianzas con diferentes actores e instituciones ayudan en el proceso de desarrollo de inserción laboral de los jóvenes que forman parte del ecosistema laboral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here