Fotografía cortesía.

Plan International y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas en El Salvador trabajan coordinadamente para apoyar con asistencia alimentaria a 1,200 familias del departamento de La Libertad que se vieron afectadas por la tormenta tropical Amanda y por la pandemia de la COVID-19.

La intervención se llevó a cabo en 21 comunidades de los municipios de La Libertad, Zaragoza, San José Villanueva, Santa Tecla, Comasagua y Colón.

El proyecto se enfocó en comunidades cercanas a ríos, quebradas, desembocaduras de ríos y comunidades ubicadas en áreas de alto riesgo de deslizamientos de tierra y las zonas costeras. Los daños que han sufrido estas familias incluyen inundaciones de comunidades, hogares y tierras agrícolas.

Cada familia recibió dos entregas de efectivo a través de la red de empresas financieras privadas con cobertura nacional con el fin de reducir la movilización y la posibilidad de contagio de COVID-19.

Entre los criterios de selección de familias participantes están: que sean familias en inseguridad alimentaria afectadas directamente por la tormenta tropical Amanda, se priorizan familias con mujeres jefas de hogar, presencia de niños, niñas, mujeres embarazadas y personas adultas mayores.

También, tomaron en consideración los hogares que han sufrido desplazamiento debido a desastres dejados por las fuertes lluvias, o que fueron catalogados como damnificados o albergados.

Plan International es parte del equipo de respuesta de país, enfocando su estrategia de trabajo en cuatro grandes áreas: seguridad alimentaria, agua y saneamiento, educación y protección y prevención de violencia.

Las alianzas de Plan International El Salvador con el sector empresarial y otras instancias como el PMA les ha permitido llegar a muchas personas, especialmente a grupos vulnerables ante la pandemia de COVID-19 y ante desastres causados por eventos causados por la naturaleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here