La División de Seguridad y Salud Ocupacional de California (Cal/OSHA por sus siglas en inglés) ha expedido las multas más altas a nivel nacional, relacionadas con el COVID-19, a Overhill Farms con sede en Vernon y a su agencia de personal por una serie de violaciones a las regulaciones de salud y seguridad del estado.    

El sindicato UFCW 770 presentó una queja ante Cal/OSHA y estos trabajadores han estado cooperando con los investigadores durante el transcurso de múltiples visitas a las instalaciones de Overhill Farms ya que un trabajador en Overhill murió de COVID-19 en abril, desatando sospechas acerca de la seguridad dentro de la planta y al menos 25 trabajadores de Overhill, en ambas ubicaciones de sus plantas en Vernon, se han infectado con COVID-19.       

La trabajadora de la Planta nuemero uno de Overhill Farms, Hilda Morales, dijo: “Hemos estado viviendo estas condiciones de trabajo precarias de primera mano durante meses. Nos ha dado miedo trabajar a lo largo de esta pandemia y ver a nuestros compañeros de trabajo enfermarse, mientras nos preguntamos si seríamos los siguientes. Me da gusto ver que se llame a rendir cuentas a Overhill y lo más importante, tener la esperanza de que tendremos mejores condiciones de trabajo de aquí en adelante”.

Cal/OSHA descubrió que la mayor parte de la fuerza de trabajo fue expuesta en múltiples ocasiones a una enfermedad grave por COVID-19, debido a la falta de procedimientos de distanciamiento físico entre los trabajadores, incluyendo el lugar donde está el reloj para marcar la entrada y salida, en el carrito donde se ponen los guantes y las batas, en la sala de descanso, en la línea de producción y durante las operaciones de empaque. Los riesgos en el lugar de trabajo también incluyen:

  • Los empleados no pueden distanciarse físicamente mientras están trabajando.
  • No existe un plan de prevención de accidentes y enfermedades relacionado al COVID-19 conforme a la ley.
  • Incumplimiento para investigar aproximadamente 25 enfermedades de COVID-19, incluyendo un deceso.
  • No existe instrucción ni capacitación eficaz acerca de cómo se propaga el virus o sobre cómo utilizar de manera segura limpiadores y desinfectantes.
  • Insuficientes medidas tomadas para evitar la infección.
  • Incumplimiento en proporcionar y dar seguimiento a los informes apropiados a Cal/OSHA.

Los citatorios resultaron en un total de $236,525 dólares en multas para Overhill Farms, Inc. y Jobsource North America Inc., una agencia de personal contratada por Overhill, recibió sus propias multas que surgieron de estas investigaciones, de $214,080 dólares en penalidades. La empresa propietaria de Overhill es el conglomerado con sede en Tailandia Grupo CP. El propio Grupo CP es controlado por la familia Chearavanont, la cuarta familia más rica de Asia con una fortuna con valor neto de $36.6 billones de dólares. 

Overhill es una de varias plantas procesadoras y empacadoras de alimentos en el área de Vernon donde ha habido un gran número de contagios de COVID entre trabajadores, incluyendo 153 casos en la planta Farmer John en mayo. Debido al alto número de infecciones en la planta, los miembros de la unión formaron un Comité de Seguridad frente al COVID-19 en julio para abordar y dar solución a las inquietudes sobre seguridad en el lugar de trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here