El Fiscal de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, anunció que su oficina presentó cargos a 60 comercios que son catalogados como no esenciales y los cuales incumplieron el mandato de cierre.

Al menos la mitad de los comercios que enfrentan cargos son tiendas de tabaco, el resto se reparte entre salones y tienda de suplementos de belleza, gimnasios y un autolavado.

La crisis económica causada por el COVID19 ha creado una situación sin precedentes en el condado de Los Ángeles dejando a miles sin empleos y a muchos comerciantes con deudas hipotecarias o de arrendamiento.

“Entiendo que todos queremos volver a trabajar y regresar a la rutina. Simpatizo con todos los negocios que están sufriendo ahora, pero recuperaremos nuestra economía mucho antes si todos tenemos la disciplina para seguir estas reglas ahora”, agregó el fiscal Feuer.

Te puede interesar: