El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, anunció que dimitirá a finales de enero.

La inesperada partida de Kim, casi tres años antes de expirar su mandato, probablemente desencadenará una batalla encarnizada entre el gobierno del presidente Donald Trump y otros países que se han quejado de la influencia que ejerce el gobierno estadounidense sobre el Banco Mundial.

El BM, que agrupa a 189 países, es la mayor fuente gubernamental de financiación para el desarrollo y proporciona préstamos de bajo costo para proyectos en todo el mundo.

Kim, que se desempeñó como presidente del organismo durante más de seis años, dice que planea unirse a una empresa que se centrará en aumentar las inversiones en infraestructura en los países en desarrollo.

El BM informó que Kim será reemplazado el 1 de febrero por Cristalina Georgieva, su directora ejecutiva.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *