El príncipe Harry ya se encuentra en Canadá junto a su esposa Meghan Markle y su hijo Archie, a quienes no ha visto desde el polémico anuncio de su retirada de la familia real británica, informó la prensa.

Las preguntas son muchas sobre la nueva vida que el príncipe y su familia tendrán en Canadá, que transcurrirá sin duda más alejada de la familia real de lo que él habría deseado. ¿Cómo va a ganarse la vida la pareja? ¿Quién va a pagar por sus servicios de protección? ¿Qué relaciones van a tener con la familia real?

El sábado, la reina Isabel II anunció que se había logrado un acuerdo familiar para respetar el deseo de su nieto de retirarse.

Pero la ruptura parece ser más radical de lo esperado ya que Harry y Meghan ya no serán “miembros activos” de la familia real. Tampoco podrán usar su título de alteza real, aunque lo conserven, ni representar oficialmente a la reina, de 93 años.

Harry, de 35 años, sexto en la línea de sucesión, también renunciará a sus funciones militares, a las que tenía un particular apego.

El príncipe se pronunció por primera vez el domingo sobre esta decisión que ha sacudido a la monarquía y ha dividido a la opinión pública y dijo sentir “una gran tristeza”.

Harry se marchó de Londres el lunes después de un día lleno de actividades, que le llevó a participar en una cumbre de inversiones del Reino Unido en África, donde se reunió con varios jefes de Estado africanos y con el primer ministro, Boris Johnson.

Sin embargo, Harry no estuvo presente en la recepción celebrada el lunes por la noche por su hermano, el príncipe Guillermo, en el palacio de Buckingham.

Por su parte Meghan realizó su primera aparición pública en Vancouver el 15 de enero, donde visitó dos organizaciones caritativas.

La madre de Harry, Lady Diana también perdió el título de alteza real tras su divorcio en 1996. Sin embargo es la primera vez que ocurre con un miembro por nacimiento de la familia real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here