El Proyecto de Ley “Comida Para Todos”, AB 826, escrito por el Asambleísta Miguel Santiago acaba de salir del Comité de Servicios Humanos del Senado con un voto de 5 a, este proporcionaría asistencia de comida de emergencia a Californianos de bajos ingresos, incluyendo a los inmigrantes indocumentados, durante la pandemia de COVID-19 y asignaría a cada solicitante calificado $300 por mes y hasta $600 por hogar, para usarse en la compra de comida.

“Es inconcebible dejar que la gente pase hambre en medio de una pandemia,” dijo el Asambleísta Santiago. “Más de 7 millones de Californianos están desempleados o han perdido sus salarios y no pueden poner comida en la mesa. Los inmigrantes indocumentados se han visto particularmente afectados por este virus y están excluidos de la mayoría de las redes de seguridad social. Cualquier ayuda que podamos brindar podría salvar vidas” agregó.

Asimismo, el coautor el Asambleísta Robert Rivas (D-Hollister) añadió “Me enorgulleció ser el coautor de este proyecto de ley importante que llena los vacíos que dejó el gobierno federal. El virus no discrimina según el estado migratorio, y es importante que el estado de California se asegure que todos los residentes tengan acceso a las necesidades más básicas.»

Según Andrew Cheyne, Director de Asuntos Gubernamentales de la Asociación de Bancos de Comida de California 1 de cada 4 Californianos, que contempla alrededor de unos 10 millones de personas están pasando hambre, por lo que agradeció al Asambleísta Santiago por desarrollar la propuesta y le insiste a la Legislatura y al Gobernador a que la convierta en ley.

Los datos de COVID-19 colectados por los medios de comunicación y las organizaciones de salud pública demuestran que las comunidades de color, particularmente la comunidad Latinx y la comunidad indocumentada, están contrayendo el virus de manera desproporcionada y luchando para poder pagar por la comida, renta, y otras necesidades.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here