Cuenta la leyenda que el dios azteca Quetzalcóatl les regaló a los hombres el árbol de cacao antes de ser expulsado del Paraíso; que mayas y aztecas crearon una bebida amarga gracias a su fruto, que solían llamar oro líquido, y que el conquistador Hernán Cortés se encargó de popularizarlo en Europa durante el siglo XVI.

Hoy, unos cuantos siglos más tarde, el chocolate sigue siendo ese objeto del deseo, con múltiples propiedades y beneficios avalados por la ciencia. Estas son cinco razones para incluirlo, con moderación, en su próxima dieta.

Evita riesgos cardiovasculares
El consumo de cacao incrementa la actividad antioxidante y disminuye la presión arterial sistólica y diastólica, según informa un estudio de la Universidad Complutense de Madrid.

Aunque no existe una cantidad para saber con exactitud cuánto debe consumir el ser humano diariamente para ver estos beneficios, el estudio concluye que el chocolate, al ser rico en cacao y polifenoles, ayuda a reducir parcialmente el riesgo cardiovascular, siempre y cuando se consuma con moderación y en la dieta de la persona no exista un exceso de grasas.

Mejora el estado de ánimo
Debido a sustancias como la teobromina y la feniletilamina, el consumo habitual de chocolate, con un índice de cacao mayor al 70 %, es capaz de hacernos sentir felices. Según una investigación publicada por el International Journal of Health Sciences también puede calmar los niveles de estrés, generando en nuestro cerebro una sensación similar a cuando practicamos un deporte, escuchamos una buena melodía o damos un beso.

Aumenta el rendimiento de la memoria

Gracias a los flavonoides, el chocolate negro puede ayudar a combatir la pérdida de memoria en adultos mayores de cincuenta años, asegura un estudio de la Universidad de Columbia.

Mantiene la piel más saludable
Gracias a su poder antioxidante, ayuda a que la piel se vea joven, hidratada, evita la aparición de arrugas y combate posibles irritaciones, según informa un estudio publicado en la revista chilena de nutrición.

Agudiza la visión
Hasta hace poco no se sabía el efecto que puede tener el chocolate negro sobre la visión. Pero gracias a un estudio publicado en JAMA Ophthalmology se encontró que los adultos que tomaron una dosis de chocolate negro consiguieron un aumento importante de la claridad visual y de la sensibilidad al contraste.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *