La Intendencia de Aduanas de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) de Guatemala, en coordinación con la Administración Aduanera de Honduras, reabrieron operaciones comerciales y de transporte de mercancías en el Puesto Integrado El Florido, ubicado entre el Honduras y el departamento de Chiquimula, Guatemala.

El pasado viernes 8 de mayo, las actividades en el puesto fueron suspendidas temporalmente al detectarse un caso positivo de COVID-19 en una de las delegadas hondureñas, por lo que se activó el protocolo sanitario.

El intendente de Aduanas, Werner Ovalle, informó todo el personal de la SAT fue enviado a realizarse pruebas de hisopado, con resultados negativos, por lo que, en coordinación con Honduras, se procedió a la desinfección de las instalaciones compartidas.

Sin embargo, ambos países acordaron enviar a todo el personal a una cuarentena domiciliar por 14 días, tiempo estimado en que aparecen los primeros síntomas de la enfermedad; por lo que designó más trabajadores para retomar las actividades.

Las autoridades de ambos países han solicitado a los usuarios y transportistas que, para el trámite de operaciones en la aduana, es obligatorio el portar mascarillas y guantes.

Te puede interesar: