La actriz Rebel Wilson reveló recientemente que algunos productores cinematográficos o televisivos, del quienes prefirió no revelar su identidad, le han llegado a ofrecer pagos con el fin de evitar que perdiera peso o volumen antes de un rodaje.

Como ha explicado la propia intérprete, para ciertos miembros de la industria del espectáculo sus notables curvas acentuarían su, todo sea dicho, innegable carácter cómico.

En su entrevista al diario The Sun , la protagonista de cintas como ‘Dando la nota’ o ‘Cats’ lamentó que su perfil interpretativo, como el de muchas otras actrices con independencia de su especialidad, vaya tan ligado a su apariencia física, especialmente porque este año se puso la meta desprenderse de algunos kilos de más para cuidar tanto su salud física como mental. ‘Cumplí 40 años el pasado marzo, así que pensé:

“Ya está bien, este va a ser el año en el que me concentraré mucho más en mi salud. La prioridad no es tanto la de perder peso como la de cambiar los hábitos de mi día a día, dejar de perpetuar una situación en la que básicamente se me va un dineral por comer de más”, dijo en su conversación con el periódico británico.

La artista admitió que ha de solventar ciertos problemas relacionados, al margen de la ingesta calórica, con la forma a veces compulsiva y caótica de su consumo. Por supuesto, el hecho de que le ofrezcan dinero por mantenerse fiel a una dinámica poco saludable para ella no hace sino intensificar tales contratiempos y, en sus propias palabras, ‘perjudica’ seriamente su bienestar emocional.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here