Imagen de jorono en Pixabay

La falta de protocolos sanitarios y hacinamiento en las cárceles de Guatemala dejan en riesgo alrededor de 26 mil privados de libertad durante la pandemia del Covid-19, de los cuales solo se han realizado 433 pruebas dejando un resultado de 198 resultados positivos.

Según Otto Paz, presidente relator de la Oficina de prevención de la Tortura los reclusos “no pueden guardar cuarentena por las condiciones de hacinamiento en las cárceles y si alguien de los reos da positivo no puede aislarse y estará en la misma área infectando al resto de privados de libertad”.

Asimismo, Paz critico que solo el 1% de diagnósticos están destinados para los reclusos y añadió: “Los reclusos no tienen mascarillas, no tiene alcohol en gel, no tiene cloro y todo eso nos da a entender que no usan protocolos de salud y eso ha dejado vulnerables a los reclusos”.

De acuerdo con Cecilia Barrios, relatora de la Oficina Nacional de prevención de la Tortura, los contagios que se ven reflejados en los centros penitenciaros son causados por medio de los custodios de dichos centros; “Los guardias cuando hacen cambio de turno ponen el riesgo a los reos ahí es muy probable que contagien a los reclusos, pero la mayoría de las infecciones se dan a través de los custodios añadió.

Además, Otto Paz anunció denuncia en contra de la Dirección General del Sistema Penitenciario, ya que las deficiencias que se están presentando en las prisiones deben de ser atendidas por ellos, y por el momento se han desentendido de esta responsabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here