Finalmente, la reina Isabel II hizo referencia hoy a la decisión que tomaron el pasado 8 de enero los duques de Sussex, el príncipe Harry y su esposa, la actriz norteamericana Meghan Markle, quienes anunciaron que ponían fin a sus obligaciones como miembros de la Familia Real británica.

«Hoy mi familia tuvo discusiones muy constructivas sobre el futuro de mi nieto y su familia. Mi familia y yo apoyamos por completo el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como una familia joven”, señaló la mujer de 93 años mediante un comunicado, intentando poner así un freno al escándalo que escalaba en todo el Reino Unido.

“Aunque hubiéramos preferido que siguieran trabajando como miembros de la familia real a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia sin dejar de ser una parte valiosa de mi familia. Harry y Meghan han dejado en claro que no quieren depender de fondos públicos en sus nuevas vidas», remarcó Isabel.

Isabel II, luego de mantener una reunión cumbre con tres miembros de su familia, emitió el comunicado en el que también aclara: “Por lo tanto, se acordó que habrá un período de transición en el que los Sussex pasarán tiempo en Canadá y el Reino Unido. Estos son asuntos complejos que mi familia debe resolver, y aún queda mucho trabajo por hacer, pero he pedido que se tomen las decisiones finales en los próximos días”.

Del encuentro en Sandringham participaron la Reina, Harry, su hermano William y su padre Carlos, futuro rey. En tanto, Meghan era informada sobre el curso de las discusiones por vía telefónica, de acuerdo a la revista People.

Las palabras de la reina llevan tranquilidad no sólo a los deseos de Harry y Meghan, sino también al resto de la realeza quienes viven épocas de zozobra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here