La reina Isabel II, convocó para mañana una reunión familiar en un intento de resolver la crisis provocada por el anuncio de que el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle han decidido abandonar sus funciones en la realeza, según la prensa británica.

El príncipe Harry se reunirá con su abuela en compañía de su padre, el príncipe Carlos, y de su hermano, el príncipe William, con quien mantiene relaciones tensas, en la residencia privada de la Reina en Sandringham, en el este de Inglaterra, añade.

Meghan Markle, quien se encuentra en Canadá, participará en el encuentro a través de una conferencia telefónica.

Según el Sunday Times, se abordarán varios temas como la cantidad de la asignación financiera que el príncipe Carlos atribuye al matrimonio de su reserva personal, los títulos reales y el alcance de las transacciones comerciales que Harry y Meghan podrán emprender.

Harry, Meghan y su hijo, Archie, pasaron la Navidad en Canadá, y la exactriz estadounidense regresó a ese país esta semana. Se tomaron unas largas vacaciones tras haber expresado su malestar por las críticas de la prensa sensacionalista británica sobre los supuestos caprichos de Meghan Markle y su lujoso estilo de vida.

Según la prensa británica la Reina, pidió a la familia que encuentre una “solución” al deseo de su nieto, sexto en el orden de sucesión al trono, de obtener “independencia financiera” y vivir parte del año en Norteamérica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here