Demanda ante fiscalía

Roberto Burgos, de Funde, dice que información viajes del Presidente debe ser pública.

“Me siento ofendido” con Jorge Velado, presidente del Coena, por “invadir mi privacidad”, escribió ayer en su cuenta de Twitter el presidente Salvador Sánchez Cerén. “¿Por qué Casa Presidencial me está atacando?”, reaccionó el dirigente arenero ayer mismo en rueda de prensa.

La molestia del mandatario es porque Velado compartió el miércoles en una entrevista de televisión una copia del itinerario de vuelo de Sánchez Cerén a Cuba, aún cuando horas antes Casa Presidencial y el propio Vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, habían informado que el gobernante viajó para un chequeo médico de rutina y para otras actividades.

Pero el revuelo que inició Sánchez Cerén en redes sociales ayer por la mañana culminó en la tarde con el aviso a la Fiscalía interpuesto por su Secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas y su Secretario para Asuntos Legislativos y Jurídicos, Francisco Rubén Alvarado, para que se llame a Velado a explicar cómo obtuvo la información que, según Chicas, es de carácter confidencial.

 

Pero Roberto Burgos, Coordinador del Centro de Asesoría Legal Anticorrupción (ALAC), el capítulo salvadoreño de Transparencia Internacional, refuta a Chicas, y es más, recuerda que el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) no se ha pronunciado sobre la petición de revocatoria que presentaron ante esa entidad en enero de este año luego que avalaran la reserva que el expresidente Mauricio Funes puso a los viajes presidenciales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *