El Senado de Estados Unidos no ha logrado superar el veto del presidente, Donald Trump, a una resolución que limitaría su capacidad de usar la fuerza militar contra Irán obligándolo a obtener la aprobación del Congreso antes de emprender una acción militar, recoge Reuters.

Con 49 votos contra 44, los partidarios de la propuesta no alcanzaron la mayoría de dos tercios necesaria para anular el veto del mandatario, que fue presentado este miércoles.

En su declaración de veto, Trump calificó la resolución de «muy insultante» y dirigió duras críticas contra los republicanos que la apoyaron.

«Fue una resolución muy insultante, introducida por los demócratas como parte de una estrategia para ganar las elecciones el 3 de noviembre, dividiendo al Partido Republicano», señaló el presidente, añadiendo que «los pocos republicanos que votaron a favor de ella cayeron directamente en sus manos».

La medida fue promovida por los demócratas como respuesta a la escalada de tensiones entre Washington y Teherán después del ataque estadounidense que acabó con la vida del general iraní Qassem Soleimani.

El documento pidió al presidente que «cese el uso de las Fuerzas Armadas de EUA para participar en hostilidades en o contra Irán», a menos que el Congreso declare formalmente la guerra a la República Islámica.