Los senadores estadounidenses designados por la presidenta de la Cámara de Representantes, quienes se encargaran de  juzgar al presidente Donald Trump por los dos delitos de los que he acusado, prestarán hoy juramento ante el jefe de la Corte Suprema, que presidirá el histórico proceso de destitución contra el mandatario republicano, cuyo juicio político se espera de inicio el próximo martes.

El mandatario estadounidense deberá enfrentar dos cargos (abuso de poder y obstrucción al Congreso) por las presuntas presiones para convencer a Ucrania de abrir una investigación sobre el demócrata Joe Biden, su potencial rival en las presidenciales de noviembre.

Tras acusar formalmente al mandatario el 18 de diciembre en la Cámara Baja, dominada por los demócratas, los congresistas avalaron el miércoles transferir el acta con los cargos al Senado y nombraron a siete representantes para ejercer de fiscales en el juicio contra el mandatario.

El jefe de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, anunció que la lectura formal de los artículos de la acusación en la Cámara Alta será el mediodía de hoy.

Entonces, el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, quien presidirá el juicio político, hará jurar a los senadores “hacer justicia de manera imparcial”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here