El primer ministro de Japón, Shinzo Abe y su gabinete presentaron su renuncia, abriendo el camino para que su sucesor asuma el cargo, después de una confirmación en el Parlamento que se realizará el día de hoy, acción que venia anunciando desde hace un mes debido a problemas de salud.

“Dediqué mi cuerpo y mi alma a la recuperación económica y la diplomacia y a proteger los intereses nacionales de Japón todos los días desde que regresamos al poder”, dijo Abe a los reporteros en su oficina antes de dirigirse a su última reunión de gabinete.

Asimismo, Abe aseguró que su salud ha mejorado gracias al tratamiento y pide que el pueblo le de su apoyo a su sucesor, el secretario de Gabinete Yoshihide Suga, quien fue elegido el pasado lunes como nuevo jefe del gobernante Partido Liberal Democrático, lo que prácticamente garantiza que sea elegido primer ministro en una votación parlamentaria, debido a la mayoría legislativa del partido.

Suga ha sido un leal simpatizante de Abe desde la primera etapa de éste como primer ministro entre 2006 y 2007. Abe tuvo que concluir abruptamente ese mandato debido a problemas de salud, y Suga lo ayudó a volver al cargo en 2012 y cuando se le preguntó qué le gustaría lograr como primer ministro, Suga elogió las labores diplomáticas y las políticas económicas de Abe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here