La presidenta del sindicato de maestros de Los Ángeles, Cecily Myart-Cruz. Foto: Francine Orr / Los Angeles Times

El líder del sindicato de maestros de Los Ángeles dijo el pasado viernes que se opone a la reapertura de los campus para clases pequeñas en persona o servicios individuales para las personas que tienen algún tipo de discapacidad o que están aprendiendo el idioma inglés, a pesar de que las autoridades de salud del condado han despejado el camino para hacerlo.

Sin embargo, algunos grupos de defensa externos se opusieron a la posición del sindicato y a la falta de voluntad del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles para abordar el tema de forma directa y pública.

“Los estudiantes que han sufrido desproporcionadamente en los últimos meses en el LAUSD son aquellos con discapacidades y los que están aprendiendo inglés”, dijo Vanessa Aramayo, directora ejecutiva del grupo local Alliance for a Better Community.

“Tienen que ser priorizados inmediatamente y deben recibir los servicios a los que tienen derecho legalmente. La pérdida de aprendizaje es significativa, por lo que debe haber urgencia en resolver esto” agregó Aramayo.

Cecily Myart-Cruz, presidenta de United Teachers Los Angeles, dijo que las preocupaciones por la seguridad de los maestros debían tener prioridad y, añadió, el sindicato tiene la autoridad legal para vetar cualquier intento de L.A. Unified de ordenar a cualquier miembro de su sindicato que trabaje en el campus.

“Sabemos que nuestros estudiantes aprenden mejor en las escuelas, cara a cara con los educadores y los proveedores de apoyo que necesitan y merecen, pero UTLA se opone firmemente a cualquier regreso físico a las escuelas a menos que sea seguro hacerlo para nuestros miembros, estudiantes y la comunidad a la que servimos”, dijo Myart-Cruz. “Y ese no es el caso en este momento”.

Los estudiantes con necesidades especiales de servicios como terapia del habla o la manipulación ortopédica se encuentran entre los niños cuya educación se ha visto más afectada desde el cierre de las escuelas a causa del coronavirus.

Algunos distritos más pequeños del condado de Los Ángeles se esfuerzan por traer a los estudiantes con necesidades especiales a las escuelas, “Estamos evaluando la logística para traer a los estudiantes… en pequeños grupos”, dijo Kristine Nam, una portavoz del Distrito Escolar Unificado de Glendale. “Los planes se harán en colaboración con nuestros sindicatos”.

El sindicato de Los Ángeles, representa a unos 30.000 maestros, enfermeras, consejeros y bibliotecarios, y está entre los sindicatos de todo el estado que negociaron acuerdos con sus distritos sobre la enseñanza a distancia y que están facultados para negociar de nuevo sobre la reapertura de las escuelas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here