Foto: Falco

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, prohibió nuevamente la venta de  alcohol, con el objetivo de “bajar la presión en el sistema sanitario”.

De acuerdo al mandatario sudafricano, esta medida reduce el riesgo de pelear callejeras, violencia en los hogares y el consumo excesivo de alcohol en los fines de semana, por lo que espera esto reduzca la presión en el sistema sanitario, según la cadena BBC.

Asimismo, se ha establecido toque de queda nocturno con el objetivo de reducir los accidentes de tránsito, así como se ordenó el uso obligatorio de las mascarillas.

Además, pese a que se habilitaron 28 mil camas hospitalarias para pacientes con coronavirus, algunos hospitales se encuentran al 100% de su capacidad, suma a que presenta una escasez de falta de personal, como enfermeras, médicos y fisioterapeutas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here