La policía ya entregó órdenes judiciales para que todos los varones que trabajan en un centro médico de Phoenix entreguen muestras de ADN, luego de que una paciente en estado vegetativo desde hace años dio a luz, lo que provocó investigaciones por parte de las agencias estatales por una presunta violación y destacó las preocupaciones de seguridad de los pacientes que están gravemente discapacitados o incapacitados.

La clínica privada Hacienda HealthCare manifestó que veía con buenos ojos las pruebas de ADN a sus empleados. “Continuaremos cooperando con la policía de Phoenix y con las demás agencias de investigación para descubrir lo que sucedió en esta situación profundamente perturbadora, pero sin precedentes”, dijo la compañía en un comunicado.

La mujer, que se encontraba en estado vegetativo desde hace más de 10 años luego de casi ahogarse, dio a luz el 29 de diciembre. Su identidad no se ha dado a conocer y no se sabe si tiene algún familiar o tutor. Tampoco se tiene información sobre si el personal de la clínica Hacienda de Los Ángeles sabía del embarazo o se enteró hasta el nacimiento.

El director general de Hacienda, Bill Timmons, renunció el lunes, dijo el portavoz David Leibowitz. La decisión fue aceptada de forma unánime por la junta de directivos de la empresa.

La oficina del gobernador Doug Ducey ha dicho que la situación es “sumamente perturbadora”. En tanto, la policía de Phoenix ha rechazado comentar al respecto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *