El presidente de Estados Unidos, Donald Trump intentó el día de ayer desarrollar una imagen más atractiva para ganar el voto de los latinos, en donde les hizo notar su bajo índice de desempleo antes de la llegada del COVID-19 a territorio estadounidense y reafirmando su postura antiaborto, esta acción podría ser fundamental en los estados que aún no tienen claro por quién votar.

A pesar de que Trump hizo muchos comentarios despectivos sobre los hispanos, su campaña se ha vuelto cada vez más optimista y ha ganado algo de apoyo que puede ayudarlo a lograr este objetivo en estados como Florida, Arizona y Nevada. Atraer el apoyo latino siempre ha sido el trabajo arduo del mandatario, ya que las estrictas políticas de inmigración de Trump y la descripción ofensiva de la inmigración lo ha separado de muchos hispanos.

El mandatario presidió este domingo una mesa redonda con latinos en Las Vegas, horas antes de un mitin nocturno, su primer evento en interiores desde que realizó un acto de campaña en Tulsa, Oklahoma, en cual Trump dijo que “Ellos entienden la situación en la frontera sur. Quieren que la gente venga, y yo también, pero quieren que lo hagan conforme a la ley”; “Mientras que Joe Biden les ha fallado, yo les he cumplido a los latinos” añadió.

Los cálculos del Pew Research Center y AP VoteCast muestran que aproximadamente tres décimas partes de los votantes latinos prefirieron a Trump en 2016 y a los candidatos republicanos en 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here