La “industria” de la educación universitaria ha originado que 44 millones de estadounidenses carguen con algún tipo de deuda desde su etapa como estudiantes, pero esto podría cambiar con un modelo disruptivo que se está promoviendo desde la meca de la tecnología, Silicon Valley.

Lambda School, una institución de educación en línea que surgió en 2017 y está recibiendo inyecciones de fondos de instancias promotoras de startups, tiene un modelo tan novedoso como simple: no cobra un costo de matrícula a los estudiantes, estos pueden acceder a sus servicios de forma gratuita y solo después de graduarse retribuirán con un porcentaje de su sueldo, si logran posicionarse en un empleo bien remunerado.

Lambda solicita el 17% del salario del egresado durante dos años, si obtiene un empleo en el que gane más de 50,000 dólares, de acuerdo con la institución, sus estudiantes obtienen un empleo con ingresos promedio de USD 70.000 en los dos meses siguientes a su graduación.

Críticos del modelo de Lambda aseguran que podría dejar fuera a una parte de la población considerada de alto riesgo para pagar su educación a posteriori, esa que en su mayoría acude a becas para poder instruirse.

La deuda promedio de un recién graduado de la universidad en los Estados Unidos es de 28,400 dólares, lo que representa una de las mayores cargas para los jóvenes de países desarrollados, en total, los préstamos estudiantiles en el país suman más de 1,500 millones de dólares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *