El Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles publicó un vídeo en el que muestra a varios reclusos del Centro de Detención Pitchess ubicado en Castaic, California al norte de Los Ángeles tratando de contagiarse de COVID19 a propósito.

El Sheriff, Alex Villanueva, calificó las imágenes como, “Muy perturbadoras”.

“Repentinamente vimos un aumento de casos hace algunas semanas y no entendíamos por qué ya que todo parecía marchar como habíamos planeado”, explicó el Sherrif.

Las autoridades no estaban convencidas de un brote espontáneo y revisaron los vídeos de seguridad donde descubrieron la intención de los reclusos.

En los materiales audiovisuales compartidos por el Sheriff se aprecia a un grupo de presos en las áreas comunes de la prisión compartiendo una botella de agua.

En otro vídeo los privados de libertad comparten una máscara y respiran dentro de ella.

Una semana después de la fecha de estas grabaciones, las autoridades confirmaron 21 casos de COVID-19 en ese módulo de la prisión.

“Dentro de la población penitenciaria hay un concepto mal entiendo de que si dan positivos por COVID-19 nos forzarían a realizar más liberaciones de reclusos de nuestras instalaciones. Eso no va a pasar”, afirmó Villanueva.

Hasta ahora 357 reclusos han dado resultados positivos a la prueba de detección del virus, lo que representa un incremento de 60% con respecto al 4 de mayo cuando habían 123 casos.

Más de 4,500 reclusos están en cuarentena, afirmó el Sheriff.

Te puede interesar: