Fotografía: Kevin Lemus

Redacción: Kevin Lemus


Vkoffee nació hace más de 2 años como un emprendimiento innovador de café de altura, en la ciudad de Santa Ana, relatan sus propietarios que la idea surgió porque se enamoraron completamente del barismo y por supuesto, del café.

Estos 2 socios han recorrido el país, catando cafés, aseguran que el mayor impase que se han llevado son las decepciones por los cafés comerciales y lo antihigiénico que son en ciertos lugares.

Cuando ya estaban establecidos, les tomó alrededor de 1 año para obtener diferentes clientes, mientras que en la mayoría de ferias a las que han asistido, a las personas les gusta su café, pero no hay una cultura, en cuanto a pagar un buen café.

“Para lograr el buen sabor de una bebida tienes que pasar estudiando, ensayando y catando, hasta tener un resultado positivo, es decir innovar, pero sin perder el objetivo del café”, dijo Vladimir Ramírez, gerente de Vkoffee

El trabajo de ambos, consta desde entregar muestras, volantes afuera del local y en ferias; manifestaron que los jóvenes prefieren las bebidas heladas, mientras que los adultos buscan bebidas calientes y las que llevan un toque de alcohol.

Asimismo, los extranjeros, antes que llegara la pandemia del COVID-19 eran clientes muy frecuentes de dicho establecimiento.

“Una excelente experiencia fue una ocasión que una niña dijo no consumir café, sintió el aroma del nuestro y nos pidió, para sorpresa quería más”, recordó Kenia, Calderón, socia propietaria de Vkoffee.

Actualmente cuentan con amplio distanciamiento social en mesas, bandeja sanitizante, alcohol en gel a la hora del ingreso, uso obligatorio de mascarilla, mientras no están consumiendo, modalidad de pago con tarjeta de débito y crédito, código QR para el menú, servicio para llevar y a domicilio.

Algo que destaca en Vkoffee son sus colores, el toque vintage que los mismos propietarios le han dado, mayormente con artículos reciclados, también los nombres interesantes de algunas bebidas como: carajillo, naranjito, mar en copa, bombón, mielita y el irlandés.

“Nosotros somos nuestros propios proveedores de café, lo cultivamos, lo cuidamos, y hasta lo tostamos de una manera adecuada, para que sea catalogado, como un café de especialidad», explicó la propietaria.

Afirman que explican a los clientes los procesos e ingredientes que incluyen todos sus cafés.

Están ubicados en la 15 Avenida Norte, sobre Calle Libertad y 2da Calle Oriente, a unos pasos de la antigua entrada de emergencias del hospital San Juan de Dios de Santa Ana.

“Nuestra mayor meta por el momento es ser de los pioneros en la tostaduría de café en Santa Ana, que las personas vengan por ese aroma tan rico y se sientan como en casa”, recalcó Kenia.

Además, expresaron su deseo de posicionarse en la ciudad morena y que cada vez que las personas hablen de un buen café, que sea porque lo probaron en Vkoffee.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here