Reino Unido autorizó la vuelta del fútbol en su territorio luego de una interrupción de casi dos meses, de esta manera, la Premier League y el resto de las competiciones podrían reanudar sus actividades a partir del próximo 1° de junio.

Según informó el diario The Independent, el primer ministro Boris Johnson permitió el regreso a la actividad como parte de las medidas de desconfinamiento. Los partidos serán a puertas cerradas para evitar la aglomeración de personas y mantener el distanciamiento social.

Las autoridades planean completar las nueve fechas que restan de la competición con encuentros que se jugarán sin público y probablemente en estadios neutrales. Esto último ha generado cierta controversia entre los clubes participantes y, al igual que otras particularidades, deberá ser resuelto en el curso de las próximas semanas.

Reino Unido ha sido uno de los países más afectados por el brote de COVID19, en su territorio se han registrado más de 200 mil casos y más de 30 mil personas han fallecido.