Mar. Abr 16th, 2024

Para impulsar la utilización de energía eléctrica limpia y renovable en El Salvador, los diputados de la Asamblea Legislativa, con 70 votos, autorizaron al Gobierno a suscribir, por primera vez, un acuerdo de préstamo con el Fondo Saudita.

Dicho empréstito será el primero que el país solicita a esa institución del Reino de Arabia Saudita por un monto de $83 millones, de acuerdo a lo expuesto en la sesión plenaria número 145.

Este dinero servirá para financiar el proyecto denominado “Instalación de una planta de generación eléctrica con biogás en el río Acelhuate”, con el fin de buscar un tratamiento de las aguas orgánicas y residuales que se vierten en del afluente, específicamente en el sector del río Urbina.

Además, se pretende generar biogás para ser utilizado en la generación de energía para permitir la capacidad productiva de las energías renovables.

“Con este plan apostamos a recuperar el río Acelhuate y todo el tema de la carga medio ambiental que esto conlleva. Este es el primer intento formal que se hará para el rescate de estas aguas que al final desembocan en el río Lempa”, expresó el legislador Christian Guevara.

El organismo ejecutor del proyecto será la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), la cual apuesta a incrementar la producción de energía y así tener una mayor cobertura para llegar a beneficia a toda la población salvadoreña. La matriz energética del país está compuesta por fuentes hidroeléctricas, geotérmicas y energía solar.

La localización para la ejecución del proyecto será el departamento de San Salvador, entre los municipios de Ciudad Delgado y Cuscatancingo.

Ante esto, se espera beneficiar a todos los habitantes de esas zonas (16 mil familias) y de manera indirecta a los residente vinculados a dicho departamento, pero también a los de La Libertad, Cuscatlán, Cabañas y Chalatenango (1,3 millones habitantes).

Una segunda aprobación hecha por los parlamentarios fue la reforma a la Ley del Presupuesto de la Nación 2024, en el ramo de Economía, con el que se pretende incorporar recursos destinados a financiar proyectos de inversión, por un valor de $311, 653 provenientes de préstamos externos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El programa a ejecutar, con el aval de 73 diputados, ha sido denominado “Programa de Corredores Productivos –componentes I, III y IV”. Dicho plan lo desarrollará el Ministerio de Economía (MINEC), bajo el objetivo de transformar la Franja Costero-Marina del país.

Estos recursos asignados al MINEC están compuesto por tres factores: Desarrollo productivo para la competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyME); el fomento de la sociabilidad para los pequeños empresarios; y el fortalecimiento institucional.

El objetivo general del programa contempla la contribución del crecimiento económico de los municipios priorizados en la Franja Costero-Marina (FCM), mediante el fortalecimiento de las MiPyME. Todo esto será a través de instrumentos de apoyo al emprendimiento, gestión ambiental y políticas públicas.

Las intervenciones de este proyecto, que contribuirá a fortalecer las capacidades generales, productivas y de comercialización, se localizarán en la zona costera, situadas en el departamento de La Unión, Usulután y Sonsonate.

Según los análisis, el programa beneficiará de forma directa a 2,740 MiPyME y de manera indirecta a un total de 1.4 millones de habitantes de la franja costera de los departamentos antes mencionados.

Loading

Facebook Comments Box
Compartir esta nota