Mié. Jun 19th, 2024
Back view image of young concentrated man using laptop computer at home indoors at night.

En el amplio mundo de la Dark Web, la información es la moneda principal. Desde datos personales hasta credenciales de acceso, cada pieza de información tiene un valor asignado por los compradores y vendedores que operan en el reino digital. ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, analiza cuánto vale realmente la información en la Dark Web, qué factores influyen en su precio, y cómo podemos protegernos de su explotación.

La información personal completa de un individuo, incluido su nombre, dirección, fecha de nacimiento,
número de seguro social y detalles de la tarjeta de crédito, puede ser extremadamente valiosa para los
ciberdelincuentes que buscan cometer fraudes de identidad o realizar actividades delictivas en nombre
de la víctima. “El valor de la información en la Dark Web varía según una serie de factores, incluidos la
rareza, la calidad y la demanda del dato. Un número de tarjeta de crédito activo con un alto límite de
crédito y sin alertas de fraude asociadas, por ejemplo, puede valer mucho más que un número expirado o
bloqueado” comenta Mario Micucci, investigador de Seguridad Informática de ESET Latinoamérica.

Según ESET algunos de los factores que influyen en el precio de los datos en la Dark Web, son:

Tipo de Información: Los datos financieros, como los números de tarjeta de crédito y las
credenciales bancarias, tienden a tener un valor más alto que otros tipos de información, como
direcciones de correo electrónico o nombres de usuario.

  • Calidad y frescura: La calidad y la frescura de la información son cruciales, los datos actualizados y
    válidos tienen más valor que los obsoletos o incorrectos.
  • Demanda del Mercado: La demanda del mercado también juega un papel importante. Si hay una
    alta demanda de ciertos tipos de datos, su precio tiende a aumentar.
  • Riesgo de Exposición: El riesgo asociado con la adquisición y venta de ciertos datos también puede
    influir en su precio. Por ejemplo, la información que puede ser rastreada fácilmente hasta su origen
    puede tener un valor menor debido al mayor riesgo de exposición para el comprador y el vendedor.

Si bien el valor de la información según ESET dependerá en gran medida de los factores mencionados,
los precios se relativizan según la identidad y/o entidad sobre la que se quiera obtener información,
pues para el mercado no vale lo mismo la información de una persona pública que de alguien que no lo
es. Todas estas son variables que pueden hacer caer o elevar los precios, sin embargo, estudios como los
de NordVpn parametrizaron esta información para los individuos promedio y obtuvieron los siguientes
resultados sobre posibles costos:

Información financiera: Números de tarjetas de crédito, cuentas bancarias, datos de PayPal, etc.
(entre $6 y $100 USD)

Credenciales de acceso: Contraseñas de redes sociales, servicios de streaming, correo electrónico,
etc. (entre $1 y $75 USD)

Documentos de identidad: DNI, pasaportes, carnets de conducir (entre $5 y $25 USD)
Historial médico: Registros de salud, información de seguros médicos (entre $1 y $30 USD)

Facebook Comments Box
Compartir esta nota
error: Contenido protegido