Lun. Mar 4th, 2024

El gobierno de Estados Unidos y casi 30 líderes mundiales conservadores condenaron el sábado la decisión del tribunal más alto de Venezuela de bloquear la candidatura presidencial de la líder de la oposición María Corina Machado.

La administración Biden, sin embargo, se mantuvo sin comprometerse a volver a imponer sanciones económicas a Venezuela, lo que ha amenazado con hacer si el gobierno del presidente Nicolás Maduro no garantizaba la igualdad de condiciones para las elecciones presidenciales del país este año.

«Los Estados Unidos están revisando actualmente nuestra política de sanciones a Venezuela, basada en este desarrollo y en el reciente objetivo político de los candidatos de la oposición democrática y la sociedad civil», Estados Unidos. El portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, dijo en un comunicado.

Machado ganó unas primarias presidenciales celebradas en octubre por la facción de la oposición respaldada por los Estados Unidos. Obtuvo más del 90 % de los votos a pesar de que el gobierno venezolano anunció una prohibición de 15 años de postularse para el cargo pocos días después de que entrara formalmente en la carrera en junio.

El ex legislador y enemigo del gobierno desde hace mucho tiempo pudo participar en las primarias porque las elecciones fueron organizadas por una comisión independiente de las autoridades electorales de Venezuela. Machado insistió a lo largo de la campaña en que nunca recibió una notificación oficial de la prohibición y dijo que los votantes, no los leales al partido gobernante, eran los responsables de la toma de decisiones de su candidatura.

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela confirmó el viernes la prohibición, que se basó en presuntos fraudes y violaciones fiscales, y acusa a Machado de buscar las sanciones económicas que Estados Unidos impuso a Venezuela.

El fallo se produjo más de tres meses después de que Maduro y la oposición respaldada por Estados Unidos llegaran a un acuerdo para trabajar en las condiciones básicas para una elección justa. Las dos partes acordaron celebrar las elecciones en la segunda mitad de 2024, invitar a observadores electorales internacionales y crear un proceso para que los aspirantes a candidatos presidenciales a apelar sus prohibiciones.

El acuerdo llevó a Washington a aliviar algunas sanciones económicas contra los sectores del petróleo, el gas y la minería de Venezuela.

Miller dijo que la decisión del viernes del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela «es contraria a los compromisos asumidos por Maduro y sus representantes» en virtud del acuerdo firmado en octubre en la isla caribeña de Barbados. Dijo que el proceso de apelación «carecía de elementos básicos, ya que Machado no recibió una copia de las acusaciones en su contra ni tuvo la oportunidad de responder a esas acusaciones».

Gerardo Blyde, el principal negociador del grupo de oposición conocido como la Plataforma Unitaria, dijo el sábado que el fallo del tribunal viola el acuerdo de Barbados. Pidió el apoyo de la comunidad internacional, específicamente de los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, y de Colombia, Gustavo Petro, todos los cuales han apoyado el proceso de negociación.

Blyde también instó a los aliados de Maduro a revocar la decisión de la corte, argumentando que constituye una «violación del debido proceso y el derecho a la debida defensa» de Machado, a quien nunca se le concedió la oportunidad de defenderse.

Pero Héctor Rodríguez, gobernador y miembro de la delegación negociadora de Maduro, dijo a los periodistas que el gobierno de Venezuela ha seguido los términos del acuerdo y planea celebrar las elecciones presidenciales este año. Añadió que la decisión del tribunal es cosa del pasado a los ojos de su delegación.

«Lo que sucedió a la solicitud de la oposición de un proceso acelerado (de apelación) basado en el acuerdo ya es un asunto adjudicado en Venezuela», dijo Rodríguez. «No vamos a volver a tener lluvia húmeda. … No nos van a encerrar en una dinámica permanente que no nos permita avanzar».

Si bien el candidato de la oposición sigue en duda, Maduro buscará seis años más en el cargo. Toda su presidencia, de una década de duración, ha estado marcada por una crisis política, social y económica. Bajo su vigilancia, millones de venezolanos han caído en la pobreza y más de 7,4 millones han emigrado.

En un comunicado el sábado, la organización no gubernamental internacional Iniciativa Democrática de España y las Américas, dijo que Machado «sigue siendo el representante legítimo de la oposición venezolana y su candidato presidencial ante la comunidad internacional».

La declaración fue firmada por aproximadamente 30 líderes mundiales de España y América Latina, incluidos los expresidentes Iván Duque de Colombia, Mauricio Macri de Argentina y Vicente Fox y Felipe Calderón de México.

Los líderes escribieron que las acciones del gobierno de Maduro a través del tribunal más alto de Venezuela, «cuya dirección se ha confiado recientemente a un miembro del partido oficial… demuestran su repetido desprecio por los elementos esenciales y los componentes fundamentales de la democracia».

Loading

Facebook Comments Box
Dia a Dia News

Compartir esta nota