Mié. Feb 21st, 2024

Los negociadores del Senado de Estados Unidos han anunciado el domingo, después de varios meses de negociación, un acuerdo bipartidista sobre el endurecimiento de la frontera con México y el desbloqueo de ayuda militar a Ucrania e Israel, documento al que el presidente estadounidense, Joe Biden, ha mostrado su apoyo, instando al Congreso a aprobarlo.

El texto, de 370 páginas, ha sido elaborado por los senadores negociadores James Lankford, republicano; Chris Murphy, demócrata; y Kyrsten Sinema, independiente, y negociado con altos funcionarios de la Administración Biden. 

En el caso de que sea aprobado, otorgaría al presidente poderes de gran alcance para tomar medidas drásticas en los cruces fronterizos, incluso expulsar a los migrantes sin permitirles solicitar asilo.

El acuerdo reformaría por primera vez desde 1990 la política fronteriza estadounidense, al restringir el acceso al sistema de asilo durante los picos de migración, dificultando que los migrantes pasen los controles iniciales de asilo y aumentan las deportaciones de aquellos que no son elegibles para el permiso de refugiado.

Además de los fondos para la frontera, incluye ayuda militar para Israel y Ucrania, entre otras prioridades de Washington en materia de política exterior. Todo ello, asciende a 118.000 millones de dólares, de los cuales unos 20.000 millones se destinarán al componente fronterizo.

“ES HORA DE ARREGLARLO”

Biden ha instado al Congreso a aprobar este proyecto de ley, al que ha mostrado su “firme” apoyo: “Ahora hemos llegado a un acuerdo bipartidista de seguridad nacional que incluye el conjunto de reformas fronterizas más duras y justas en décadas. Lo apoyo firmemente (…) Insto al Congreso a unirse y aprobar rápidamente el acuerdo. Traedlo a mi escritorio para que pueda firmarlo y convertirlo en ley inmediatamente”, reza un comunicado de la Casa Blanca.

“Durante demasiado tiempo, décadas atrás, el sistema de migración ha estado quebrado. Es hora de arreglarlo. Es por eso que hace más de dos meses ordené a mi Administración trabar con un grupo bipartidista de senadores para, finalmente, abordar seriamente el tema. Eso es lo que han hecho: trabajar 24 horas al día, durante festivos y fines de semana”, ha declarado.

El presidente ha asegurado que este texto hará que el país y la frontera sean “más seguras”, que “tratará a las personas de manera justa y humana y, al mismo tiempo, preservará la migración legal”. “Me daría, como presidente, una nueva autoridad de emergencia para cerrar la frontera cuando se vea abrumada”, ha explicado.

Según afirmó, hará que el prceso de asilo “sea más justo y eficiente”, protegerá “a los más vulnerables”, acelerará los permisos de trabajo para los que están afincados en Estados Unidos, creará “más oportunidades” para que las familias se reúnan, garantiza que los niños pequeños no acompañados más vulnerables tengan representación remunerada y proporcionará recursos para asegurar la frontera con patrulla fronteriza, jueces de migración y oficiales de asilo.

“Si bien este acuerdo no aborda todo lo que yo hubiera deseado, estas reformas son esenciales para hacer que nuestra frontera sea más ordenada, segura, justa y humana”, ha aseverado el dirigente estadounidense, que ha hecho referencia a la inversión para ayudar a detectar y detener el flujo de fentanilo, una opiáceo que está causando estragos entre la población estadounidense y que se ha convertido en la peor crisis de drogas en la historia del país.

También ha destacado que este acuerdo “abordaría otras dos prioridades importantes”, ya que “permite” continuar con la “defensa de la libertad de Ucrania” y el apoyo a “su capacidad de defenderse contra la agresión de Rusia”. “Si no detenemos el apetito de (el presidente ruso, Vladimir) Putin por el poder y el control de Ucrania, no se limitará solo a Ucrania y los gastos de Estados Unidos aumentarán”, ha advertido.

Asimismo, ha indicado que “proporciona a Israel lo que necesita para proteger a su pueblo y defenderse de los terroristas del (Movimiento de Resistencia Islámica) Hamás”, mientras que dará “asistencia humanitaria vital” para el pueblo palestino en la Franja de Gaza, donde han muerto más de 27.300 personas por los continuos bombardeos del Ejército israelí.

“Queda más trabajo por hacer para llegar a la meta. Pero quiero dejar algo claro: si usted cree, como yo, que debemos asegurar la frontera ahora, no hacer nada no es una opción. Trabajando, el Senado ha hecho el arduo trabajo necesario para llegar a un acuerdo bipartidista. Ahora, los republicanos de la Cámara de Representantes tienen que decidir. ¿Quieren solucionar el problema? ¿O quieren seguir jugando a la política con la frontera?”, ha cuestionado.

Facebook Comments Box

Dia a Dia News

Compartir esta nota
error: Contenido protegido