Mar. Jul 23rd, 2024

La empresa de distribución de medios de comunicación, que compró la Organización Miss Universo por US$ 20 millones en 2022, anunció el jueves que había presentado una petición de «rehabilitación empresarial» que fue aceptada por el tribunal de quiebras de Tailandia.

En un comunicado publicado en su página web, la propietaria de Miss Universo, Anne Jakkaphong Jakrajutatip, aseguró que ofrecer una «experiencia de primera» a los seguidores de Miss Universo «seguirá siendo una prioridad absoluta» de cara a la final del próximo sábado. La empresa expresó su confianza en que sus nuevos acuerdos financieros «respaldarán todas las operaciones comerciales de la empresa, incluida Miss Universo».

Declararse en quiebra no significa necesariamente que una empresa esté a punto de quebrar. Muchas grandes empresas han utilizado la declaración de quiebra como herramienta para deshacerse de deudas y costes que ya no pueden asumir.

JKN que había obtenido dinero a través de bonos para comprar Miss Universo, incumplió el plazo de devolución de un préstamo de unos US$ 12 millones que vencía el 1 de septiembre. En su declaración, la empresa dijo que planeaba reestructurar su deuda y ampliar el plazo de amortización para superar lo que llamó un «problema de liquidez».

En una rueda de prensa celebrada entonces, Jakkaphong dijo que las condiciones del mercado, incluida la elevada inflación, dificultaban la refinanciación de la deuda de la empresa.

Los cambios en Miss Universo

Jakkaphong, que ha hablado abiertamente de sus experiencias como mujer transexual, se hizo cargo de Miss Universo, uno de los concursos de belleza más vistos del mundo, ante la creciente demanda de mayor diversidad e inclusión.

En el certamen de este año participarán por primera vez dos mujeres transexuales: Marina Machete, una azafata de 23 años que fue coronada Miss Portugal el mes pasado, y Rikkie Kollé, que se convirtió en la primera ganadora transgénero de Miss Países Bajos en julio.

En 2018, la española Ángela Ponce fue la primera concursante trans del certamen, pero no llegó a la final.

Miss Universo, que se celebra desde 1952, puntúa a las concursantes basándose en declaraciones personales, entrevistas en profundidad y concursos de trajes de noche y de baño.

En la final de este año en El Salvador, cerca de 90 mujeres de todo el mundo competirán por la corona.

La propietaria de Miss Universo, JKN Global Group, confirmó que el certamen de la próxima semana seguirá adelante, a pesar de que la empresa tailandesa se ha declarado en quiebra.

Facebook Comments Box
Compartir esta nota
error: Contenido protegido