Maricela Sorto 06/01/2021

By EFE

El Gobierno de Japón ha asegurado este miércoles que la nueva emergencia sanitaria que tiene previsto declarar mañana, debido al continuado aumento de contagios de covid-19, no altera los planes para la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio el próximo verano.

El ministro portavoz del Gobierno, Katsunobu Kato, ha señalado que la implantación de nuevas restricciones en Tokio y alrededores no están relacionadas con el calendario de los Juegos, cuyos preparativos siguen adelante a menos de 200 días del evento.

“Esta declaración del estado de emergencia no tiene en cuenta la situación de cara a los Juegos, sino que se tomará una decisión en función de la situación del número de contagiados en Tokio y las tres prefecturas colindantes”, dijo Kato en rueda de prensa al ser preguntado por el tema.
“Estamos buscando una medida en un periodo limitado para poder controlar y frenar la extensión de los contagios”, dijo el portavoz del Ejecutivo sobre el nuevo estado de emergencia, que se espera que entre en vigor el viernes y se prolongue durante un mes en un principio.

Las autoridades niponas y el comité organizador “siguen trabajando para poder organizar unos Juegos exitosos” y para “poder controlar la situación”, dijo Kato, quien recordó que ya se han elaborado un conjunto de propuestas sanitarias para garantizar la seguridad de atletas y públicos durante los Juegos.

El comité organizador de Tokio tiene previsto tomar una decisión el próximo marzo sobre qué medidas se aplicarán para los deportistas, así como sobre la asistencia de público al evento deportivo que se celebrará entre los próximos 23 de julio y 8 de agosto.

No habrá confinamiento
La declaración del estado de emergencia en Tokio y alrededores conllevará principalmente restricciones en los horarios de bares y restaurantes, ente otras medidas, y no supondrá en ningún caso el confinamiento de la población.

Estas nuevas restricciones llegan con el objetivo de frenar la nueva ola de contagios que afecta a Japón y sobre todo a Tokio, donde este miércoles se superaron los 1.500 contagios diarios, un nuevo récord desde el inicio de la pandemia.

Tras detectarse las nuevas cepas del virus en Reino Unido y Sudáfrica, Japón también aplica desde finales del pasado año y hasta finales de enero la prohibición total de entrada a los viajeros extranjeros, con algunas excepciones.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *