Maricela Sorto 11/11/2020

By: Agencias

Sebastián Abreu sigue con las locuras a sus 44 años de edad. Después de no poder sacar a su equipo el Boston River del fondo de la tabla en la liga de futbol de su natal Uruguay, dio un paso al costado, renunció como técnico, pero también dejó vacante su lugar como delantero del equipo.

El jugador y técnico cumplía esas funciones dentro del equipo. En ocasiones dejaba de dar indicaciones para ponerse los tachones, comandar desde la cancha y buscar goles dentro del área.

El lunes, Abreu renunció a esa posición dentro del equipo después que el Boston River sufriera su segunda derrota consecutiva en el torneo Intermedio, informó el club.

El ‘Loco’ asumió el cargo en diciembre pasado. Además de la dirección técnica, también ocupaba un lugar como jugador de Boston River, el equipo número 29 de su extensa carrera, que le valió ingresar al libro de Récord Guinness por la cantidad de clubes de todo el mundo que integró como futbolista.

Le decimos adiós con tristeza pero también con la alegría de haberlo tenido; por permitirnos ser parte de su historia como él ya es parte de la nuestra», dijo la institución en su cuenta oficial de Twitter. «Al @loco13com y a su Cuerpo Técnico nuestro agradecimiento, deseándoles éxitos en los proyectos por venir», agregó.

Boston River, que el domingo cayó 3-0 frente a River Plate por la tercera fecha del torneo Intermedio, se encuentra en zona de descenso en la Tabla Anual, tras haber quedado en la cola del Apertura que culminó a mediados de octubre.

El exdelantero de la selección charrúa de 44 años, que cumplía la doble función de entrenador y jugador, salió a la cancha con el uniforme puesto para buscar el gol en 14 de los 18 partidos que disputó con el equipo.

Resta ahora saber si Abreu colgará definitivamente los botines o continuará rompiendo su récord.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *