Lun. Mar 4th, 2024

El Viceministerio de Transporte (VMT), realizó la madrugada de este viernes, mediante un esfuerzo articulado entre la Unidad Médica Antidoping y la División de Tránsito Terrestre de la PNC, controles vehiculares y antidopaje.

A conductores y motociclistas se les aplicó una prueba antidopaje durante el dispositivo, para determinar el nivel de alcohol en el organismo. También, los agentes de tránsito de la PNC verificaron la portación de documentos en regla, como la licencia de conducir y la tarjeta de circulación del vehículo.

El director general de Tránsito del Viceministerio de Transporte, Alfredo Alvayero, supervisó uno de los cercos antidopaje que fue instalado en el Área Metropolitana de San Salvador.

«El objetivo principal es brindar seguridad vial a la población, sacando de circulación a conductores peligrosos que han tomado la decisión de ingerir bebidas alcohólicas arriba de los límites establecidos y permitidos por la normativa de tránsito y que conduce un vehículo automotor. Hasta el día de ayer habíamos realizado 1,549 pruebas de alcoholemia en lo que va de 2024; el año pasado, en este mismo periodo, se habían realizado 1,037», dijo el funcionario.

Las autoridades del Viceministerio de Transporte han intensificado el desarrollo de controles antidopaje para garantizar el tránsito seguro por las carreras del país y de esta manera reducir los índices de siniestros viales.

“La estadística nos indica que en este inicio de año hay un menor número de conductores peligroso. Queremos creer que está habiendo un cambio en la cultura vial, que hay mayor conciencia”, consideró el funcionario.

Alvayero, dijo la madrugada de este sábado que en las primeras dos semanas de 2024 registran una baja en las detenciones de conductores ebrios a tres diarias, menores a los cinco diarios aprehendidos durante el 2023.

Durante todo el año 2023 fueron 53,667 pruebas de alcoholemia, esto representa el 141 % más que las 22,269 registradas en 2022. Como resultado se sacó de circulación a 1,875 conductores peligrosos, un incremento del 29 % en comparación a los 1,455 detenidos el año anterior.

Conducir en estado de ebriedad es una falta muy grave al Reglamento General de Tránsito. Luego del proceso legal que deberán enfrentar los infractores de la ley, tendrán que participar en un curso de reeducación vial para recuperar su permiso de conducir.

Loading

Facebook Comments Box
Dia a Dia News

Compartir esta nota