La carretera que conduce hacia la frontera El Poy, ubicada al norte de Chalatenango, se encuentra inhabilitada, debido a un hundimiento y tuberías dañadas, a causa de las últimas lluvias registradas.

La crecida del río Marchala, en Ocotepeque, Honduras, provocó daños en la infraestructura vial de la frontera, por lo que el paso hacia El Salvador quedó inhabilitado.

Tras el suceso, el gobierno de El Salvador, anunció las rutas alternas para la circulación de carga internacional y la movilización de personas o vehículos livianos, como el Amatillo, y el puesto de Anguiatú, según informó la Dirección General de Aduanas.

Además, para reducir los tiempos de importaciones y exportaciones, las instituciones del Gabinete Económico de El Salvador  activaron servicios digitales para poder efectuar el papeleo con anticipación.

Fuente: Secretaría de prensa de la presidencia

#Aduanas #Frontera

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido