Editor 29/12/2020

por: Fredy Ortiz

Los daños ocasionados por los huracanes Eta e Iota, que azotaron a Centroamérica en el pasado mes de noviembre, pueden superar en Guatemala los 640 millones de dólares, estimó la Secretaria de Planificación y Programación (Segeplan), Keila Gramajo, en entrevista con la AFP.

La secretaria Gramajo dijo: “Mis estimaciones son que vamos a sobrepasar los 5.000 millones de quetzales (uno 640 millones de dólares) en daños totales. No es sólo lo que se dañó sino lo que se dejó de percibir”. Explicó que por el momento se trata de estimaciones muy preliminares, por lo que los montos podrían incrementarse cuando se haga el consolidado.

Uno de los sectores más afectados que ha resultado ha sido el de vivienda, sobre todo en los departamentos de Alta Verapaz, Izabal, Petén, Huehuetenango y Quiché (norte del país), que representan el 50% de los daños en términos económicos. “Otro sector perjudicado es la agricultura. Nuestro país es dependiente (de esa actividad), y aquí los daños ascienden a 1.200 millones de quetzales (más de 154 millones de dólares)”, detalló Gramajo.

De acuerdo a los cálculos por parte de SEGEPLAN Los cálculos no solo incluyen los daños a viviendas o carreteras sino también a nivel social como, por ejemplo, los costos en el traslado de la población, que debe usar vías alternas para su desplazamiento ante los derrumbes generados. Así mismo considera que hay daños de puentes por contabilizar. Al igual que los subsectores como salud, turismo, comercio y agroindustria y electricidad.

Con la experiencia en evaluación de daños tras el paso del devastador huracán Mitch en 1998, Guatemala utiliza para sus cálculos metodología proporcionada por la Comisión Económica para América Latina (Cepal) y aplicada en distintos países del continente.

En noviembre pasado, primero Eta y luego Iota provocaron decenas de muertos y desaparecidos en Centroamérica, así como millonarias pérdidas económicas. Las autoridades registraron oficialmente unos 150 muertos o desaparecidos por los fenómenos naturales y hasta el momento se mantiene un estado de calamidad en 10 de los 22 departamentos del país.

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *