Jue. Jul 25th, 2024

Para la ingeniera en alimentos Geovanna Amancha garantizar que los productos alimenticios que se consumen en Ecuador no enfermen a las personas es su prioridad.

Por eso, y en el marco de la iniciativa de investigación y formación SORT IT del Programa Especial de Investigación y Capacitación en Enfermedades Tropicales de la OMS, UNICEF, PNUD y el Banco Mundial, con el apoyo de la OPS, Amancha se embarcó en una investigación para conocer cuán resistentes a los antimicrobianos son las bacterias encontradas en la carne de pollo de su país.

En las granjas, los antibióticos se administran en el alimento que se les da a los animales para prevenir o tratar infecciones, así como para promover su crecimiento. Sin embargo, su uso indebido y excesivo puede generar la aparición de bacterias farmacoresistentes que pueden trasmitirse a las personas cuando los consumen, poniendo en riesgo su salud. Y es que las infecciones por bacterias farmacorresistentes pueden ser más graves y difíciles de tratar.

Profesional de salud

«En Ecuador, la vigilancia en resistencia a los antimicrobianos (RAM) en la producción pecuaria es un tema que se ha ido desarrollando desde el 2019, y no contábamos con experiencia, por lo que el programa SORT IT fortaleció las capacidades y promovió el uso de la evidencia científica para impulsar medidas de mitigación», afirma esta ingeniera en alimentos.

Amancha trabaja en la Dirección de Inocuidad de Alimentos de la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) de Ecuador, y es el punto focal en RAM del Ministerio de Agricultura de su país.

La investigación piloto nacional liderada por Amancha monitoreó la RAM en muestras de carcasa de pollo de 199 centros de faenamiento de Ecuador. Los resultados mostraron niveles altos de resistencia a antibióticos de importancia crítica en las bacterias Escherichia coli y Salmonella spp aisladas de aves de corral. En total, el 90% de las cepas aisladas fueron resistentes a al menos un antimicrobiano de importancia crítica para la medicina humana.

Estos antibióticos son a menudo uno de los pocos o el único tratamiento disponible para las infecciones bacterianas graves en humanos. La Escherichia coli y Salmonella spp pueden ser graves y causar diarrea, infecciones urinarias, fiebre y calambres estomacales, entre otros síntomas.

El estudio de vigilancia de la resistencia antimicrobiana en la producción avícola en Ecuador fue el primero en su tipo en el país. Entre las recomendaciones de la investigación, figuraron implementar programas de vigilancia de la RAM y de mejor uso de los antimicrobianos en el sector pecuario, así como la eliminación del uso de antibióticos como promotores del crecimiento, algo que fue tomado en cuenta por las autoridades.

En junio pasado, Agrocalidad expidió una resolución que prohíbe el uso de antimicrobianos como promotores del crecimiento en la fabricación de alimentos -conocidos como piensos- para animales. Además, el país ya está implementando buenas prácticas agropecuarias como medidas de mitigación en caso de encontrar resistencia y multirresistencias en unidades de producción agropecuaria.

SORT IT, investigación para la acción

La investigación de Amancha es una de las once realizadas en Ecuador y Colombia que recibieron becas del Programa Especial de Investigación y Capacitación en Enfermedades Tropicales de la OMS, UNICEF, PNUD y el Banco Mundial para participar en la iniciativa SORT IT. Las becas apoyaron su participación en un curso virtual sobre investigación operativa que tuvo lugar entre julio de 2021 y septiembre de 2022, y la realización de investigaciones para ampliar el conocimiento sobre la resistencia a los antimicrobianos.

Como resultado, los participantes desarrollaron protocolos de investigación operativa para abordar prioridades nacionales sobre la RAM en sus países y formularon recomendaciones para que los resultados se tradujeran en políticas públicas. Además, sus investigaciones fueron publicadas en un número especial de la Revista Panamericana de Salud Pública de la OPS.

«Estas investigaciones presentan nuevas pruebas para guiar las políticas e intervenciones en materia de RAM en los países de América Latina y el Caribe», afirma la doctora Pilar Ramón Pardo, jefa del Programa Especial de Resistencia a los Antimicrobianos de la OPS. «Contar con investigaciones de calidad puede contribuir al objetivo global de preservar los antibióticos que tenemos y salvar vidas».

Sobre la RAM

La resistencia a los antimicrobianos (RAM) es una amenaza para la salud pública impulsada por el uso inapropiado e innecesario de antibióticos en la salud humana, la salud animal (tratamiento de infecciones, profilaxis y promoción de crecimiento en producción pecuaria) y la agricultura, y su diseminación en el ambiente.

En 2019, casi cinco millones de muertes en el mundo estuvieron relacionadas con bacterias multirresistentes, de las cuales 1,27 millones fueron atribuibles directamente a la RAM. En América Latina y el Caribe se relacionaron con la RAM 338.000 muertes y 84.300 se atribuyeron a esta. Se estima que las pérdidas económicas generadas por este problema ascenderán a los cien mil millones de dólares para el año 2050.

Facebook Comments Box
Compartir esta nota
error: Contenido protegido