Maricela Sorto 04/12/2020

El departamento estadounidense de Justicia anunció ayer una demanda contra Facebook por discriminación en materia laboral, acusando al conglomerado de redes sociales de privilegiar la contratación de trabajadores extranjeros con visas temporales por encima de los estadounidenses.

De acuerdo con la denuncia presentada en un comunicado por el departamento, Facebook “intencionalmente creó un sistema de contratación que ha impedido a estadounidenses calificados tener una oportunidad de conocer y presentarse” a 2,600 puestos de trabajo en los últimos dos años, empleos que en muchos casos pagaban un salario promedio de 156.000 dólares al año.

Asimismo, el departamento agregó que en lugar de eso, Facebook habría optado por cubrir los puestos de trabajo con titulares de visas temporales, por ejemplo aquellos con visas H-1B, vía el patrocinamiento para que obtuvieran tarjetas verdes o residencia permanente.

Los visados H-1B se usan a menudo en el sector de la tecnología para llevar trabajadores extranjeros altamente cualificados a Estados Unidos, para obtener las famosas “green cards”, que otorgan un estatus de residente permanente en Estados Unidos, hay que disponer de una oferta de trabajo fijo, mientras que el empleador debe demostrar que no tenía ningún candidato estadounidense calificado para ese puesto.

Por lo que según la denuncia, el gigante de la tecnología puso en marcha procesos de selección discriminatorios “rutinarios y generalizados”.

“Nuestro mensaje a los empleadores, especialmente del sector tecnológico, es claro: no pueden preferir la contratación ilegal de trabajadores extranjeros con visado temporal a los estadounidenses”, afirmó el responsable de derechos cívicos del ministerio, Eric Dreiband, en el comunicado.

La demanda se presenta apenas dos días después de que un juez federal de los Estados Unidos bloqueara un cambio en las reglas ordenado por el presidente Donald Trump, que buscaba dificultar la obtención de visas para trabajadores calificados.

Con información de AFP y Reuters

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *