Dom. Jun 23rd, 2024

El Gobierno ha ejecutado una serie de intervenciones en el Centro Histórico de San Salvador con el fin de mejorar y ampliar los espacios públicos de calidad para los visitantes de este sector de la capital, el segundo destino turístico más visitado del país.

Iglesia el Calvario, Centro Histórico de San Salvador.

Este domingo, el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, brindó detalles de algunas de las intervenciones realizadas en esta zona, en un evento en el que también hizo entrega oficial de dos nuevas plazas públicas cercanas a la iglesia El Calvario.

“En este lugar, prácticamente antes estaba totalmente lleno de ventas informales. Después (tras la reubicación de esas ventas) nos quedó una plancha de concreto, y el Presidente Bukele nos dijo ‘hagan un espacio público para que los salvadoreños, a quienes ahora les hemos dado seguridad, puedan disfrutarlo’”, explicó el funcionario sobre las plazas construidas en las cercanías de esta iglesia.

La primera de ellas, al costado izquierdo del tempo católico, cuenta con 590 metros cuadrados de construcción, distribuidos en un parque lineal, detalló el ministro; la segunda, al costado derecho, frente al Mercado Central, cuenta con 2,100 metros cuadrados, agregó.

“Hemos construido aceras, hemos colocado vegetación para poder arborizar todo este sector y que sea un pequeño pulmón dentro del Centro Histórico para todas las familias salvadoreñas”, afirmó el titular de Obras Públicas, quien añadió que en estos trabajos se incluyó la iluminación arquitectónica de la iglesia El Calvario, precisando que esta intervención se desarrolló con el apoyo del Ministerio de Cultura, el párroco de la iglesia y un equipo de especialistas en restauración.

Otras intervenciones realizadas en el Centro Histórico son las de la plaza Gerardo Barrios, donde se rehabilitó la fuente; los trabajos de cableado subterráneo en la calle Rubén Darío, mejoramiento de aceras y las intervenciones en la iglesia El Rosario, que incluyeron la iluminación arquitectónica, sus característicos vitrales, y el remozamiento de su infraestructura, trabajos que también contaron con el respaldo del Ministerio de Cultura, las autoridades parroquiales, restauradores y la familia del arquitecto Rubén Martínez, quien diseñó el templo.

A estos trabajos se suma la reciente inauguración de la nueva Biblioteca Nacional de El Salvador, construida con el apoyo del gobierno de China. “Vamos a tratar de cuidar estos sitios, de garantizar el mantenimiento de ellos. Lo más importante es que ahora nadie se roba el dinero, sino que ahora el dinero se invierte como debe de ser: en obras de verdad, en obras de calidad”, concluyó el funcionario.

Facebook Comments Box
Compartir esta nota
error: Contenido protegido