Maricela Sorto 18/12/2020

Los sindicatos de maestros se oponen a un proyecto de ley que exige que las escuelas de California reabran sus puertas en marzo y quieren ver cambios significativos en ella que contengan un nivel más estricto de las restricciones COVID-19.Dicho Proyecto de Ley 10 de la Asamblea se tomará como medida de emergencia cuando la Legislatura de California regrese en enero.

De acuerdo con el presidente de la Federación de Maestros de California, Jeff Freitas, le escribió a los líderes legislativos estatales esta semana para oponerse a lo que él describe como un mandato general para reabrir.

“La única línea que no queremos cruzar es quitar esa autoridad de control local”, dijo Freitas, en una entrevista. “Nuestras juntas escolares, nuestras partes interesadas locales, nuestros padres, nuestros educadores deben tener el derecho”, añadió.

Asimismo, la carta también señala que los maestros quieren regresar a clase, pero les preocupa que no sea seguro.

Pide a California que establezca un sistema de seguimiento en todo el estado para los brotes en las escuelas a medida que reabre. También señala que AB 10 no contiene puntos de referencia para cosas como pruebas y rastreo de contactos en las escuelas.

Casey Carlson, maestra de educación especial que se desempeña como presidenta de la Federación de Maestros del Área Metropolitana de Santa Cruz, dijo que cree que la AB 10 no aborda muchos temas importantes.

“Se necesitan fondos para un PPE adecuado”, dijo Carlson. “Se necesitan fondos para una ventilación segura en los edificios escolares y para una intervención adicional que podría ser necesaria para los estudiantes que tienen que ponerse al día” agregó.

El proyecto de ley está patrocinado por varios demócratas destacados en la Legislatura.

Fuente: California News Service

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *